Londres, 8 dic (EFE).- La bolsa de Londres terminó hoy la jornada a la baja debido a la caída de los principales grupos mineros, que luchan por hacer frente al debilitamiento del precio de los metales y a la crisis que atraviesa la economía china.

El FTSE-100, índice principal en el parqué británico, perdió un 1,42 % al cierre, 14,77 puntos hasta 6.135,22, mientras que el secundario FTSE-250 registró también un retroceso, de un 0,87 %, 151,76 unidades hasta 17.204,34 unidades.

Los inversores reaccionaron con preocupación en la bolsa londinense ante el desplome del valor de los metales y de las continuas malas noticias sobre China, el principal país consumidor de materias primas cuyo comercio exterior descendió en noviembre un 4,5 % interanual.

El hundimiento más acentuado de la jornada lo protagonizó la minera Anglo American, que vio como su cotización perdía hasta un 12,29 % de su valor.

Los mercados castigaron así la solución que dio a conocer hoy la minera británica para combatir el problema de los metales: recortar 85.000 puestos de trabajo dentro de su duro plan de reestructuración.

A esta «fuerte» medida, como la ha calificado el consejero delegado, Mark Cutifani, le sigue la suspensión del pago de dividendos durante 18 meses.

Anglo American no fue la única minera que sufrió las consecuencias de la situación actual de los metales y de los datos de China: Rio Tinto retrocedió un 8,37 %, Antofagasta perdió un 7,57 % y Glencore se dejó un 6,92 % del valor de sus títulos.

De cien compañías, las únicas vencedoras de la jornada de hoy fueron la cadena de supermercados Sainsbury, que repuntó un 1,24 %, y la petrolera BP, que si bien en la sesión de ayer bajó un 3,36 %, hoy cerró con ganancias de un 0,06 %.