Seúl, 27 oct (EFECOM).- Los accionistas de Samsung Electronics aprobaron hoy la incorporación a la junta directiva del vicepresidente y heredero del conglomerado familiar Lee Jae-yong, que asume formalmente responsabilidades en plena crisis por el fiasco del Galaxy Note 7.

Los participantes de la reunión general extraordinaria dieron mayoritariamente el visto bueno a la propuesta mediante el sistema informal de aplausos y sin necesidad de votación al no haber objeciones, indicó a Efe un portavoz de Samsung en Seúl.

De este modo Lee Jae-yong, de 48 años y licenciado de la Escuela de Negocios de Harvard, asumirá responsabilidades de forma oficial -aunque hasta ahora ya lo hacía de manera informal- en la principal empresa del Grupo Samsung, fundado por su abuelo Lee Byung-chul en 1938.

«La designación le permitirá participar más activamente y asumir formalmente responsabilidades en la toma de decisiones importantes de la empresa, contribuyendo a la creación de valor sostenible y a largo plazo para nuestros accionistas», declaró el presidente de la junta directiva de Samsung Electronics, Kwon Oh-hyun.

La junta considera que es «el momento adecuado» de incorporar al vicepresidente para «responder a las rápidamente cambiantes condiciones de negocio y alcanzar niveles sostenibles de crecimiento», según las declaraciones de Kwon en el evento de hoy, recogidas en un comunicado.

El nombramiento de Lee llega en un momento delicado para Samsung Electronics, que este mes tuvo que retirar del mercado el «smartphone» Galaxy Note 7 al no poder solucionar el problema que hacía arder en llamas a algunos de los dispositivos.

La empresa presentó hoy su hoja de resultados del tercer trimestre del año, en la que los beneficios y ventas sufrieron importantes caídas debido al fiasco del Galaxy Note 7.

El hijo del fundador y actual presidente del Grupo Samsung, Lee Kun-hee, se encuentra físicamente incapacitado por un infarto desde mayo de 2014.

Es por ello que Lee Jae-yong, su único hijo varón, está destinado a tomar las riendas y de hecho se le atribuyen gran parte de las decisiones en la reestructuración en curso del complejo entramado empresarial, como las diversas fusiones y adquisiciones que se han observado en los últimos dos años.

Algunos accionistas extranjeros de Samsung expresaron en los pasados días su oposición a la nominación de Lee a la junta por temores a que pueda beneficiar a ciertas filiales del conglomerado en las que posee una alta participación, como la empresa holding Samsung C&T.