Hong Kong, 29 jun (EFE).- La Bolsa de Hong Kong cerró la jornada con pérdidas del 2,61 por ciento, sumándose al resto de las bolsas del país, arrastradas por el fracaso de las negociaciones del Gobierno griego y sus acreedores.

Los inversores mostraron una actitud más conservadora, especialmente con las compañías chinas que cotizan en el parqué de Hong Kong, con el Hang Seng China Enterprises cayendo 393,53 puntos, un 3,01 %, hasta cerrar en 12.694,66 unidades.

El referencial Hang Seng acabó en 25.966,98 puntos, tras perder hoy 696,89 unidades.

Los cuatro subíndices, el inmobiliario (-1,89 %), financiero (-3,12 %), el de comercio e industria (-2,39 %) y el de servicios (-0,6 %) cerraron a la baja.

El parqué de Hong Kong registró un volumen de negocios de 186.130 millones de dólares de Hong Kong (unos 15.130 millones de dólares, alrededor de 13.550 millones de euros).

Las acciones del gigante bancario HSBC, peso pesado del parqué, vivieron una sesión de fuertes pérdidas de un 2,36 %.

La banca de la parte continental impulsó las pérdidas de hoy, con el ICBC, el banco más grande de China por valor en el mercado, restando un 2,8 %, Bank of China perdiendo un 2,19 % y China Construction Bank, el tercer valor con más peso en el parqué de Hong Kong, cayendo un 2,26 %.

Los valores inmobiliarios más fuertes del Hang Seng también terminaron con descensos, así Cheung Kong Holding cedió un 0,8 %, Henderson Land perdió un 2 % y Hang Lung Properties, un 1,29 %.

PetroChina, la mayor petrolera del país, restó un 0,8 %, mientras que Sinopec, la refinería más grande del país, perdió un 1,95 %.