Bagdad, 7 jun (EFE).- El Gobierno iraquí desmintió hoy la existencia de una fosa común en la localidad de Al Saqlauiya, al noroeste de Faluya, 50 kilómetros al oeste de Bagdad, en contra de las informaciones facilitadas por algunas fuentes en los últimos días a medios de comunicación y agencias de noticias.

La Comandancia iraquí de las Operaciones Conjuntas aseguró en un comunicado que el primer ministro, Haidar al Abadi, ordenó una investigación sobre el terreno en base a dichas informaciones, y se confirmó que no existía ninguna fosa común en ese lugar.

La nota precisó que la comisión gubernamental que elaboró la investigación, formada por representantes del Gobierno, militares y médicos forenses, descubrió en el lugar dos tumbas y un cadáver de una persona que murió hace más de un año, según las estimaciones de los expertos.

Agregó que los restos mortales serán trasladados al Departamento de la Medicina Forense en el Ministerio de Sanidad para analizar su ADN con la finalidad de averiguar la identidad de la víctima.

Esta semana, las fuerzas de seguridad iraquíes anunciaron que habían hallado una fosa común con más de 400 cadáveres en la zona de Al Saqlauiya, después de arrebatarla el pasado fin de semana a los yihadistas del Estado Islámico (EI).

Ayer, una fuente de seguridad confirmó a Efe el hallazgo de la fosa, algo que negaron hoy las autoridades iraquíes.