Pekín, 28 oct (EFE).- El Gobierno chino subrayó hoy que la reciente decisión de nombrar al presidente Xi Jinping «líder central» tiene una «importancia de amplio alcance» y es «vital» para el país y el Partido Comunista (PCCh).

Así lo aseguró este viernes en una rueda de prensa en Pekín Huang Kunming, subdirector del Departamento de Propaganda (de nivel ministerial) del Partido, después de que ayer el Comité Central del PCCh anunciara la concesión a Xi de ese nuevo título, que le equipara a líderes históricos como Mao Zedong o Deng Xiaoping.

La decisión, revelada tras cuatro días de reunión del Comité Central en el llamado Sexto Plenario, en el que participó Huang, contó, dijo, con el «consenso» de la formación, el Ejército y todos los grupos étnicos de China.

El «número dos» del Departamento de Propaganda, cercano a Xi tras haber trabajado bajo sus órdenes en Zhejiang, próspera provincia oriental que lideró el actual presidente, afirmó que la consideración de Xi como «núcleo» es «vital» y responde a «una experiencia muy valiosa del Partido».

Es vital, añadió Huang, porque ayudará a la formación a «aprovechar oportunidades y afrontar los retos venideros, así como a permanecer unidos y fieles a su misión de traer prosperidad y seguridad a todo el país».

No elaboró, en cambio, cuál es ese «amplio alcance» del título, acuñado por primera vez por Deng Xiaoping para referirse a que sólo Mao Zedong, él y su designado sucesor, Jiang Zemin, habían tenido un poder casi absoluto, aunque el último líder más restringido.

«El liderazgo central del Partido es crucial para poder gestionar bien los asuntos y problemas de China», remachó por su parte Wu Yuliang, subsecretario de la Comisión Central para la Inspección de Disciplina, organismo encargado de combatir la corrupción, en la rueda de prensa.

Wu destacó dos documentos aprobados por el citado plenario para reforzar la campaña anticorrupción, y desdeñó que ésta vaya dirigida en exclusiva a los oponentes de Xi: «hemos lidiado con cada caso de corrupción, tanto los de ‘tigres’ como los de ‘moscas», eufemismo del Partido para referirse a altos y bajos cargos, respectivamente.

El plenario también indicó que el XIX Congreso del Partido se celebrará en la segunda mitad de 2017, un encuentro crucial que ocurrirá en el ecuador del mandato de Xi (a los cinco años) y en el que habrá cambios importantes en la composición de los principales órganos del PCCh: Comité Permanente, Politburó y Comité Central.

Entonces ya podrá empezar a comprobarse si el título de Xi se traduce en un aumento de autoridad en la práctica, y el presidente logra promocionar a sus aliados, en detrimento de otras facciones.

De momento, los usuarios de las redes sociales chinas decidieron hoy rebautizar hoy al presidente, refiriéndose a él con la expresión imperial «poderoso tío Xi», para ensalzar -censura mediante- las virtudes y autoridad del «líder central» del Partido.