Londres, 21 jul (EFE).- El ministro de economía del Reino Unido, George Osborne, pidió hoy a los organismos del Gobierno británico que reduzcan entre el 25 por ciento y el 40 por ciento su presupuesto anual con el objetivo de eliminar el déficit en 2020.

“Esta revisión del gasto es el siguiente paso en nuestro proyecto de eliminar el déficit y lograr un superávit”, aseguró Osborne en un comunicado.

El ministro británico, que ya anunció recortes el pasado 8 de julio, pidió a las dependencias estatales -sanidad, educación, defensa y cooperación internacional quedaron excluidas- que encuentren la forma de reducir su gasto para lograr la meta de ahorrar 20.000 millones de libras (28.600 millones de euros) antes del fin de la década.

Este martes, la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS) informó de que el endeudamiento público del Reino Unido descendió el pasado junio en 800 millones de libras (1.120 millones euros), hasta alcanzar el nivel más bajo para un mes de junio desde 2008, datos que muestran que el Ejecutivo del conservador David Cameron está avanzando en la reducción del déficit presupuestario.

A comienzos del mes de julio, Osborne aseguró que en la primera fase de recortes la factura social se reducirá en 12.000 millones de libras (16.800 millones de euros) en tres años, con la eliminación de la ayuda de vivienda para menores de 21 años y la transformación en préstamo de la beca de manutención otorgada a universitarios sin recursos.

La intención es reducir progresivamente el déficit presupuestario, para lo que también cuenta con atajar la evasión fiscal, hasta lograr un superávit del 0,4 por ciento de los ingresos nacionales en 2019-2020, un año más tarde de lo previsto.