Roma, 20 oct (EFE).- El gobernador del Banco de Italia, Ignazio Visco, y otros dirigentes son investigados por la intervención del Banco Popular de Spoleto (BPS) y su venta al Banco Desio el año pasado, informan hoy los medios de comunicación italianos.

El diario “Fatto Quotidiano” publicó hoy que la fiscalía de Spoleto (centro de Italia) ha abierto una investigación al gobernador y dirigentes por los delitos de corrupción y fraude relativos a la intervención y posterior venta de esta entidad, y que fueron después anulados por el Consejo de Estado.

Según el diario, son investigados además de Visco, los comisarios que intervinieron el banco, Giovanni Boccolini, Gianluca Brancadoro y Nicola Stabile; los miembros del comité de supervisión, Silvano Corbella, Giovanni Domenichini y Giuliana Scognamiglio, y el actual presidente de BPS y vicepresidente de Banco Desio, Stefano Lado.

La intervención de BPS, participada al 51 % por la cooperativa Spoleto Creditos y Servicios, formada por 21 socios, fue decidida por el Banco de Italia en 2012 después de una inspección y en 2014, la entidad central decidió la venta a Desio.

Ante la denuncia presentada por parte de esta cooperativa, socios de mayoría, el pasado mes de febrero, el Consejo de Estado anuló la decisión de intervención del banco, así como la negativa por parte del Banco Central de que se realizase un aumento de capital para inyectar fondos.

La agencia italiana AGI citó a fuentes de la fiscalía que confirmaron la investigación como “acto debido” tras la denuncia presentada por algunos socios de la cooperativa Spoleto.

Por el momento, el Banco de Italia informó a los medios italianos de que “no tienen conocimiento de alguna investigación”.

Con la venta del banco, la cuota de la cooperativa Spoleto Creditos y Servicios quedó reducida a un 10 % con la consecuente perdida de capital de los socios.