Bruselas, 7 jul (EFE).- El comisario europeo de Asuntos Economícos y Financieros, Pierre Moscovici, afirmó hoy que el Ejecutivo comunitario “no se resigna” a un grexit, lo que consideró sería “un fracaso colectivo terrible”.

“La CE no se resigna al grexit, sería un fracaso, un fracaso colectivo. No lo queremos, pero corresponde a Grecia decir cómo quiere actuar para evitar el peor escenario, el que no queremos”, afirmó Moscovici a su llegada a la reunión de ministros de Economía y Finanzas de la eurozona (Eurogrupo).

El Eurogrupo se reúne hoy con carácter extraordinario para preparar la cumbre de líderes de la eurozona que comenzará a partir de las 16.00 GMT y en la que se esperan escuchar las propuestas del primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, sus nuevas propuestas para relanzar las interrumpidas negociaciones con sus acreedores internacionales.

Moscovici insistió hoy en que “las razones para llegar a un acuerdo son urgentes y son más necesarias que nunca”, por lo que instó a los países a “dejar a un lado los juegos políticos y actuar en el interés general, de Grecia y de la zona euro”.

El responsable comunitario subrayó que “el mensaje que se espera del ministro de Finanzas griego, (Euclidis Tsakalotos,) es que diga lo que Grecia quiere. Si prefiere seguir por la vía de la aventura, o prefiere hacerlo por la de la estabilidad, la credibilidad y la recuperación”.

“Hace falta que el ministro Tsakalotos nos de respuestas concretas, tangibles, eficaces y creíbles”, afirmó Moscovici, que reiteró que el objetivo a “evitar es un grexit, eso sería un fracaso terrible.

También reiteró que la Comisión Europea, que está actuando como mediador entre Grecia y sus acreedores internacionales que son el BCE, el FMI y los otros dieciocho socios del euro, “está disponible para seguir realizando su papel”.

“La cuestión central es si podemos elaborar un nuevo programa como Grecia lo ha pedido, y si podemos hacerlo aún”, afirmó el eurocomisario francés, que insistió en que para ello hace falta que Tsakalotos presente “propuestas creíbles que permitan iniciar la discusión”.

“En la CE estamos disponibles para trabajar en favor de un acuerdo, pero corresponde a las autoridades griegas decir cómo desean hacerlo para evitar el peor escenario”, subrayó, al mismo tiempo que señaló que presentará a los ministros las soluciones técnicas posibles.