Damasco, 17 ago (EFE).- El Ejército sirio, apoyado por milicianos del grupo chií libanés Hizbulá, registró hoy un importante avance frente a los rebeldes en la ciudad de Al Zabadani, en la periferia de Damasco y próxima a la frontera con el Líbano.

La agencia de noticias oficial siria Sana, que citó a una fuente militar, informó de que los soldados y los combatientes de Hizbulá tomaron el control de 46 edificios en el interior de la localidad, tras matar a los «terroristas» que quedaban allí.

Además, las autoridades sirias recuperaron los barrios de Al Zahra y de Al Hara Occidental, desde la mezquita de Al Zahra Castel hasta la de Al Barada.

La cadena de televisión de Hizbulá, Al Manar, explicó que las fuerzas de este grupo, en colaboración con el Ejército sirio, progresaron desde el este y el norte de Al Zabadani hasta el centro, mientras se registran fuertes enfrentamientos en el oeste.

El sábado fracasaron las negociaciones entre ambos bandos para prolongar el alto el fuego declarado el miércoles en Al Zabadani y en las poblaciones de Al Fua y Kefraya, en la provincia septentrional de Idleb.

Desde el pasado 4 de julio, Al Zabadani es blanco de una ofensiva gubernamental para expulsar a los insurgentes.

Esta localidad es importante por su proximidad a la frontera con el Líbano y porque se encuentra en la ruta que une Damasco con las provincias costeras del norte, Latakia y Tartús, feudos del régimen.

Siria es escenario de un conflicto desde marzo de 2011 que ha causado más de 240.000 muertos, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.