El Cairo, 29 oct (EFE).- El Ejército sirio y las milicias leales al presidente Bachar al Asad lanzaron hoy una contraofensiva en varios puntos de la ciudad septentrional de Alepo, contra las fuerzas rebeldes y la antigua filial de Al Qaeda en Irak, para intentar recuperar las zonas perdidas este viernes.

Según el Observatorio sirio de los Derechos Humanos, el ataque gubernamental se centra en los barrios Dahie al Asad, Minian y Proyecto 1017, y ha sido acompañado por bombardeos intensos desde aviones y helicópteros que han lanzado misiles y barriles explosivos.

Asimismo, los ataques aéreos del régimen sirio han tenido como blanco distintos puntos del frente de combate, que se extiende desde el barrio occidental de Yamia al Zahrá hasta el sur de la ciudad.

Varias facciones rebeldes e islamistas, junto al Frente de la Conquista del Levante (antiguo Frente al Nusra, filial en Siria de Al Qaeda) y el Partido Islámico Turcomano lanzaron este viernes una amplia ofensiva para intentar romper el cerco impuesto por el régimen a los barrios orientales de Alepo, bajo control rebelde.

Las hostilidades se han intensificado en Alepo desde el pasado fin de semana, tras concluir una pausa humanitaria de cuatro días, declarada por Rusia y el Gobierno de Damasco.