Beirut, 11 dic (EFE).- El grupo terrorista Estado Islámico (EI) reivindicó hoy el triple atentado del jueves en la población de Tel Tamr, en el noreste de Siria y controlada por fuerzas kurdas, que causó al menos una veintena de muertos y más de cien heridos.

En un comunicado difundido en internet y cuya autenticidad no pudo ser comprobada, los yihadistas afirmaron que tres suicidas hicieron explotar otros tantos vehículos contra “bases” de las fuerzas kurdas, que calificaron de “apóstatas”, en Tel Tamr, situada en la provincia nororiental de Al Hasaka.

Los radicales aseguraron que las tres detonaciones causaron sesenta muertos y decenas de heridos.

Sin embargo, en declaraciones a Efe, el responsable kurdosirio Nasr Hach Mansur rebajó la cifra de víctimas a 25 fallecidos y 122 heridos, aunque no descartó que aumente porque siguen los trabajos de rescate bajo los escombros.

El portavoz del departamento de Defensa de la región autónoma kurdosiria de Al Yazira, que ocupa parte de Al Hasaka, dijo que todas las víctimas son civiles y que no hay bajas entre los efectivos kurdos, que controlan Tel Tamr.

Mansur agregó que ahora se investiga cómo los yihadistas pudieron infiltrarse en la ciudad.

Los radicales penetraron en Tel Tamr con tres camiones bomba, que detonaron en las proximidades de un mercado y un hospital en el centro de la localidad.

El Observatorio Sirio de Derechos elevó el número de muertos a 26 y apuntó que hubo 120 heridos, entre los que figuran efectivos kurdosirios.

Tel Tamr está controlada por las Unidades de Protección del Pueblo, milicias kurdosirias, después de que éstas expulsaran hace meses a los radicales de la zona.