Bagdad, 11 may (EFE).- El grupo terrorista Estado Islámico (EI) asumió hoy la autoría de dos atentados que causaron la muerte a al menos 18 personas y heridas a otras 41 en el norte y el oeste de Bagdad.

En un comunicado difundido en foros yihadistas, la filial del EI en Bagdad señaló que «los dos mártires Anis al Ansari y Abu Abdelmalek al Ansari lograron infiltrarse en una agrupación de miembros de la ‘Multitud Renegada’ (en alusión a la milicia chií Multitud Popular) en el norte y oeste de la ciudad de Bagdad».

«El primer mártir logró activar su cinturón de explosivos en la entrada del barrio de Al Kazemiya, mientras que el otro mártir logró infiltrarse en un puesto de control de la ‘Multitud Renegada’ en el barrio de Al Adl, lo que causó 120 milicianos muertos y heridos», añadió la nota.

Por su parte, una fuente de la Policía iraquí, dijo a Efe que el ataque en Al Kazemiya fue perpetrado con un coche bomba, a diferencia de la versión del EI -que dijo que fue cometido por un suicida que accionó su cinturón de explosivos-, y causó la muerte a doce personas y heridas a 23.

Según la misma fuente, el segundo atentado fue perpetrado con otro vehículo explosivo que estaba estacionado en el barrio de Al Yamea (nueva denominación del barrio de Al Adl), de mayoría suní y ubicado en el oeste de Bagdad, lo que causó seis muertos y 18 heridas.

Los ataques también causaron grandes destrozos materiales en coches y edificios cercanos, agregó la fuente, que no descartó que aumente la cifra de muertos debido a la gravedad de los heridos.

Horas antes, el EI asumió ser el responsable del atentado con coche bomba que, según cifras oficiales, causó la muerte esta mañana a al menos 64 personas cerca de un mercado del barrio de mayoría chií de Ciudad Sadr, en el este de Bagdad.

En un comunicado firmado también por la filial del EI en la capital iraquí y difundido en foros yihadistas, la organización aumentó la cifra de muertos a 70, todos miembros de la Multitud Popular.

La nota añadió que el ataque fue llevado a cabo por uno de sus combatientes, que identificó como Abu Suleiman al Ansari.

En Al Kazemiya se encuentra el mausoleo chií del imán Musa al Kazem, cuyo aniversario de muerte fue celebrado a principios de mes.

El pasado 30 de abril, al menos 24 personas murieron y 39 resultaron heridas en un atentado con coche bomba en un mercado popular para la venta de ganado en ese barrio, que recibió a peregrinos chiíes debido a esa celebración religiosa.

En febrero, 55 personas fallecieron y más de cien resultaron heridas en un doble atentado suicida perpetrado en Ciudad Sadr, cuya autoría fue asumida también por el EI.

Las tropas iraquíes, con el apoyo de milicias chiíes, se enfrentan desde junio de 2014 al grupo yihadista suní, que declaró en esa fecha un califato en los territorios que controla en Irak y en la vecina Siria.