Bagdad, 2 may (EFE).- El grupo terrorista Estado Islámico (EI) asumió hoy la autoría del atentado contra un grupo de peregrinos chiíes en el sur de Bagdad, en el que murieron al menos 16 personas y otras 42 resultaron heridas.

En un breve comunicado difundido a través de las redes sociales y cuya veracidad no ha podido ser confirmada, el EI aseguró que uno de sus combatientes, identificado como Seif al Din al Ansari, perpetró el atentado al volante de un vehículo «con una carga de explosivos».

Según los yihadistas, en el ataque, registrado en el barrio meridional de Al Daura, perdieron la vida cerca de 40 peregrinos, un número muy superior al ofrecido hasta el momento por fuentes oficiales.

Una fuente policial indicó con anterioridad a Efe que el suicida que conducía el vehículo hizo estallar la carga explosiva al paso de un grupo de peregrinos en el cruce de caminos entre los barrios de Al Saidia y Al Daura.

Los fieles, de nacionalidad iraquí, se dirigían a la ciudad de Al Kazemiya, al norte de la capital, para conmemorar la muerte del séptimo imán de los chiíes, Musa al Kazem, que vivió en el siglo VIII.

La Policía y el Ejército iraquíes han reforzado estos días sus medidas para garantizar la seguridad de las carreteras por las que transitan los peregrinos chiíes, provenientes de las provincias del sur de Irak.

Las celebraciones en honor del imán Musa al Kazem vivirán su punto álgido mañana.

Este nuevo atentado se produce después de que ayer al menos 35 personas murieron y 73 resultaron heridas al estallar simultáneamente dos coches bomba en la ciudad de Samaua, 280 kilómetros al sur de Bagdad.

El sábado, la explosión de otro vehículo causó 24 muertos en un mercado popular para la venta de ganado en la zona de mayoría chií de Al Nahrauan, situada a las afueras de Bagdad.

El grupo terrorista Estado Islámico, que proclamó en junio de 2014 un califato en las zonas de Irak y Siria bajo su control, también asumió la autoría de estos dos atentados.