Islamabad, 13 jun (EFE).- Uno de los principales consejos de clérigos paquistaníes declaró en una fetua o edicto religioso “antislámico” y un “pecado imperdonable” los llamados “crímenes de honor”, como se denominan los asesinatos por parte de familiares para borrar alguna afrenta a la conservadora moral del país.

“Unos 40 clérigos del Consejo Sunni Ittehad (SIC) emitieron una fetua en la que declaran el asesinato de mujeres en nombre del honor antislámico y un terrible pecado”, dijo hoy a Efe el portavoz del grupo, el mulá Mohammed Owais.

El portavoz afirmó que el documento, aprobado ayer, afirma que “quemar” a mujeres que se casan con hombres de su elección va en contra de las enseñanzas del islam, que permite a las féminas elegir a sus maridos.

“Solo Alá puede quemar a alguien como castigo, no está permitido para nadie más”, señaló Owais.

El edicto religioso se produce después de que la semana pasada una madre quemara viva y matara a su hija de 17 años por casarse sin su permiso.

En otro suceso un padre asesinó a tiros también a su hija y al marido de esta por no estar de acuerdo con el matrimonio.

El SIC, uno de los principales consejos islámicos paquistaníes, ha lanzado una campaña para concienciar de este problema y todos los viernes durante el mes del Ramadán se informará en mezquitas de los derechos de las mujeres en el islam.

El organismo ha pedido al Gobierno que tome medidas legislativas para acabar con estos crímenes e incluso la pena de muerte para aquellos que queman a mujeres.

En 2015, 923 mujeres fueron víctimas de ese tipo de criminalidad en el país, según un informe de la Comisión de Derechos Humanos de Pakistán (HRCP), que advierte que esa cifra esconde una realidad aún mayor que queda fuera de los registros.

La comprometida cineasta Sharmeen Obaid Chinoy ganó este año su segundo Óscar por el corto documental “A Girl in the River: The Price of Forgiveness”, que cuenta la historia de una superviviente de uno de esos “crímenes de honor”.

El primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, prometió la toma de medidas legislativas contra este tipo de delitos tras ver el documental, aunque todavía no ha aprobado nuevas leyes al respecto.