Kabul, 23 abr (EFE).- Al menos 19 personas, entre ellas ocho civiles, murieron en un ataque talibán y en la explosión de una bomba poco antes del comienzo de la ofensiva de primavera de los insurgentes en Afganistán, informaron hoy a Efe fuentes oficiales.

Siete policías murieron y dos más permanecen en paradero desconocido tras el ataque perpetrado anoche a un puesto de control policial en el distrito de Bala Marghab en la provincia de Badghis (noroeste), dijo el portavoz del gobernador provincial, Mirwais Mirzakwal.

El choque duró varias horas y la policía necesitó el apoyó de las Fuerzas Especiales para repeler el ataque, en el que murieron cuatro talibanes y ocho resultaron heridos, de acuerdo con la fuente.

Además, ocho civiles, entre ellos cuatro niños y dos mujeres, perdieron la vida cuando el vehículo en que se desplazaban pisó un artefacto explosivo improvisado (IED, siglas en inglés) en el distrito de Khashrod de la provincia de Nimroz (suroeste), dijo el jefe de la Administración local, Hashim Noorzai.

Los talibanes afganos anunciaron el miércoles que mañana, viernes, comenzarán su ofensiva de primavera contra objetivos extranjeros como tropas e instalaciones diplomáticas, además de contra el Ejército afgano.

Afganistán registró un récord de víctimas civiles en 2014, con 3.699 muertos y 6.849 heridos, lo que supuso un incremento con respecto a 2013 del 25 % y del 21 %, respectivamente, cifras sin parangón desde que la ONU empezó a contabilizar en 2009 el impacto del conflicto en la población civil.