Bruselas, 21 abr (EFE).- El canciller de México, José Antonio Meade, abogó hoy por «modernizar» el acuerdo que desde 2000 tienen su país y la Unión Europea (UE) para adaptarlo a la «realidad» actual de ambos socios.

«Estamos en el proceso de coordinar y coincidir en el análisis respecto a qué buscaríamos con la actualización», afirmó el canciller en un encuentro con los medios, y explicó que las conversaciones «van muy avanzadas» tanto en materia de diálogo político y cooperación, como respecto a la «ambición comercial» de la revisión.

«Estamos elaborando un reporte de visión conjunta para especificar el nivel de ambición que compartimos ambos en términos de una relación con un marco jurídico, en términos de diálogo, de cooperación y comercio más actualizado, que refleje de mejor manera la realidad tanto en Europa como en México», indicó Meade.

El canciller mexicano indicó que espera impulsar esta actualización «en una coyuntura particular, que tiene que ver con el encuentro que tiene que darse pronto entre la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y la Unión Europea».

Meade expresó su deseo de que esta reunión, que está previsto que se celebre el 10 y 11 de junio en Bruselas, sea «exitosa».

Precisamente, este lunes los ministros de Exteriores de la Unión Europea abogaron por estrechar los lazos entre la UE y Latinoamérica de cara al encuentro, para revisar su modelo de cooperación con los países de la región a la vista de los cambios que está experimentando en términos económicos, pero también respecto a la evolución de Cuba, Colombia y Venezuela.

Preguntado por las críticas de algunos eurodiputados como el español Javier Couso (Izquierda Unida) al Gobierno de México por su actuación ante las desapariciones de Iguala, quien pidió que se condicionaran los tratados de la UE con el país a mejorar en la lucha contra estos crímenes, el canciller defendió la «enorme preocupación y compromiso» que este «caso muy doloroso» generó en el Ejecutivo.

«La investigación ha venido evolucionando de manera importante», señaló Meade, quien indicó que éste produjo una «movilización histórica de recursos y de fuerzas, una investigación transparente, en la que se ha rendido cuentas periódicas y que está sujeta al escrutinio internacional».

También aseguró que el Gobierno liderado por el presidente Enrique Peña Nieto está «plenamente comprometido» con la investigación aún abierta.

Meade también consideró que México sufrió su máximo nivel de violencia en 2012 y que desde entonces está descendiendo, de manera que en 2014 el país se situó en el «promedio de Latinoamérica».

Con anterioridad, el canciller mexicano se había referido a la migración y al «reto» que supone para los países hacer frente a ese fenómeno, además de subrayar la importancia de facilitar la vida en torno a las fronteras y la cooperación entre países vecinos.

«La migración es una de las cuestiones más importantes hoy, no solo en México, sino también a nivel mundial», dijo Meade en un encuentro organizado por el centro de estudios «Friends of Europe».