Túnez, 10 may (EFE).- El 70 % de los tunecinos se opone a que la sharia (ley islámica) constituya la única fuente de legislación del país, según un estudio conjunto del Observatorio Árabe para las Religiones y las Libertades y la Fundación alemana Konrad Adenauer Stiftung.

Los resultados del mismo, presentados hoy, muestran, asimismo, que «57,6 % de los tunecinos creen que «el islam tiene un impacto negativo en la política» y que «el 75 % de ellos se oponen a que los imames se inmiscuyan en política».

La consulta fue realizada a lo largo del pasado mes de diciembre y durante la misma se realizaron diversas preguntas sobre religión y política a cerca de un millar de personas mayores de 18 años, que también se mostraron favorables a que la mujer cubra su cabello con un velo.

«Solo un 4 % de los encuestados se mostraron favorables a que las mujeres cubran también su rostro con un niqab», que únicamente deja a la vista sus ojos, constata el sondeo.

Respecto a la organización yihadista Estado Islámico (EI), el 90 % de los entrevistados expresaron su disgusto, mientras que el 52 % consideraron que en realidad se trata de una creación de Estados Unidos.

En cuanto a su impacto en la sociedad, el 86 % de los encuestados creen que el EI es el responsable de la crisis económica que sufre el país.

Por motivos, la mayoría cree que la razón del auge del yihadismo se debe, primero, a una interpretación desviada del islam, y después a la ignorancia, al paro, a la pobreza y, por último, a la conspiración de países extranjeros, especialmente de EEUU.