El Cairo, 22 abr (EFE).- El jefe del Estado Mayor del Ejército egipcio, Mahmud Heyazi, dijo hoy que la fuerza común que planean formar los países árabes «será el escudo y la espada» para proteger la seguridad del mundo árabe del terrorismo.

El alto cargo castrense hizo estas declaraciones durante su discurso de apertura de la reunión de los jefes de Estado Mayor de los países árabes, que tiene lugar en la sede de la Liga Árabe en El Cairo.

La formación de la fuerza común árabe responde a una resolución adoptada en la cumbre árabe, celebrada a fines de marzo pasado en la ciudad turística egipcia de Sharm el Sheij.

«El fortalecimiento de las organizaciones terroristas confirma indudablemente la gran necesidad de una fuerza colectiva panárabe que esté preparada para intervenir rápidamente de acuerdo a la petición de un país», subrayó Heyazi.

El jefe del Estado Mayor egipcio dejó claro que la intervención de este contingente árabe no afectará la soberanía e independencia de los estados.

También enfatizó que esta fuerza «no está dirigida contra nadie ni constituye una amenaza», ya que su objetivo será combatir el terrorismo y proteger la seguridad nacional árabe.

Por su parte, el secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Arabi, destacó en su discurso que el mundo árabe afronta «un destino común» que obligó a sus líderes a adoptar la «resolución histórica» de crear una fuerza militar mixta.

El establecimiento de una fuerza militar árabe fue promovido por el presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, y aprobado por los jefes de Estado árabes en la cumbre de Sharm al Sheij.

Esta fuerza conjunta cobró una especial relevancia tras la formación de una coalición, liderada por Arabia Saudí, para frenar el avance en el Yemen al movimiento rebelde chií de los hutíes.