Washington, 2 nov (EFE).- El Gobierno de Estados Unidos expresó hoy su preocupación por la «presión» e «intimidación» a periodistas y medios de comunicación críticos con el Ejecutivo turco durante la campaña para las elecciones generales del pasado domingo, en las que el partido islamista AKP logró la mayoría absoluta.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, trasmitió esa preocupación a los periodistas en el avión presidencial rumbo a Newark (Nueva Jersey) y dijo que esas presiones «aparentemente» estaban dirigidas a «debilitar a la oposición política».

«Hemos expresado nuestras preocupaciones tanto en público como en privado, acerca de las libertades de expresión, prensa y reunión en Turquía», detalló Earnest.

La Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) también denunció hoy que la falta de libertad de prensa y de expresión y la violencia marcaron la campaña para los comicios, ganados por el partido Justicia y Desarrollo (AKP) del presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan.

Al respecto, Elizabeth Trudeau, directora de la oficina de relación con la prensa del Departamento de Estado de EEUU, comentó en una rueda de prensa que el Gobierno de Washington va a esperar al «informe final» de la OSCE para juzgar si las elecciones fueron libres y justas.

Mientras, Trudeau urgió a las autoridades turcas a «garantizar» el respeto a la libertad de prensa.

Erdogan pidió hoy a la comunidad internacional y a los medios de comunicación extranjeros que respeten el resultado de las elecciones generales del domingo, en las que el AKP recuperó la mayoría absoluta que había perdido en los comicios de junio pasado.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, visitará Turquía este mes para participar en la cumbre del G20.