Belgrado, 26 oct (EFE).- Milo Djukanovic, hombre fuerte de Montenegro desde hace 25 años, no será el candidato a primer ministro de su Partido Democrático de los Socialistas (DPS), ganador de las elecciones del pasado 16 de octubre y que celebra hoy una reunión para presentar a su aspirante.

La cúpula del partido va a proponer que sea el actual viceprimer ministro, Dusko Markovic, quien trate de lograr la confianza del Parlamento para formar un nuevo Ejecutivo, informa la televisión pública RTCG.

Djukanovic anunció ayer que el Gobierno va a investigar la existencia de “fuertes conexiones con factores extranjeros” en un supuesto complot para alterar el curso de las elecciones mediante actos de violencia.

Aunque no se refirió a Rusia, durante toda la campaña electoral había advertido del riesgo de que el país se convirtiera en una “colonia” de ese país y acusó al partido prorruso Frente Democrático, que quedó segundo en los comicios, de recibir financiación e instrucciones de Moscú.

Esta sería la tercera retirada del poder activo de Djukanovic, que ha sido cinco veces jefe de Gobierno y una vez presidente del país, con breves interrupciones durante las que se dedicó a negocios privados.

Durante esos recesos, Djukanovic siguió siempre al frente del DPS.

Ese será también ahora el caso, informa hoy el diario Pobjeda, que afirma que Djukanovic permanecerá al frente del partido al menos hasta el año 2020, para cuando se prevé un congreso del DPS.

Djukanovic, considerado el padre de la independencia de Montenegro en 2006, ha trazado la vía del pequeño país balcánico hacia el ingreso en la Unión Europea (UE) y la OTAN, pero también es acusado por la oposición de corrupción y autoritarismo.

El DPS logró en las elecciones 36 escaños de los 81 del Parlamento de Podgorica, y considera que podrá formar Gobierno con los partidos de las minorías étnicas y con el socialdemócrata SD.