Roma, 8 ene (EFE).- El vicepresidente italiano Luigi Di Maio se reafirmó hoy en el apoyo expresado ayer a los “chalecos amarillos” franceses y contraatacó después de que la ministra de Exteriores francesa, Nathalie Loiseau, pidiera al Gobierno italiano que se ocupe de sus propios asuntos.

“La ministra de Asuntos Exteriores, Nathalie Loiseau, después de mi mensaje de ayer a los chalecos amarillos ha declarado: ‘Francia se cuida mucho de dar lecciones a Italia. Salvini y Di Maio deben ponerse a hacer limpieza en su casa’. Quizás se olvida de cuando su presidente, (Emmanuel) Macron, hablando de nuestro Gobierno, nos había comparado con la lepra”, escribió Di Maio en Facebook.

El líder del Movimiento Cinco Estrellas (M5S) -que gobierna en coalición con la ultraderechista Liga de Matteo Salvini- reiteró su apoyo a las protestas de los “chalecos amarillos”.

“El pueblo francés quiere el cambio y que se escuchen más sus exigencias. No puedo no compartir estos deseos, no pienso que esté diciendo nada ofensivo hacia los ciudadanos franceses”, señaló en la red social.

Y añadió: “cuánta hipocresía. Está claro que algo debe cambiar. Por ejemplo, es hora de dejar de empobrecer a África con políticas colonialistas, que causan oleadas migratorias hacia Europa y que Italia en varias ocasiones ha tenido que hacer frente sola”.

La ministra Loiseau pidió a los líderes italianos que se metan en sus asuntos después de que ayer tanto Di Maio como el otro vicepresidente y titular de Interior, Salvini, expresaran su apoyo a los chalecos amarillos.

En su blog, Di Maio animó a los “chalecos amarillos” a “no rendirse” pues, avanzó, “una nueva Europa está naciendo”.

“Tanto en Francia como en Italia la política se ha vuelto sorda a las exigencias de los ciudadanos, excluidos de las decisiones más importantes que afectan al pueblo. El grito que se eleva fuerte de las calles franceses es en definitiva “dejadnos participar'”, dijo.

Y añadió: “No os rindáis. El M5S cuatro años después de su nacimiento, a pesar de los insultos, entró en el Parlamento. Y menos de nueve años después, ahora estamos en el Gobierno y quien se burlaba de nosotros ahora ha desaparecido de la escena política”, apuntó.

Aunque condenó “con fuerza” los altercados registrados, dijo que el M5S “está preparado para apoyar” a los chalecos amarillos y les ofreció un acceso al sistema de toma de decisiones que usa el M5S en internet, de siempre partidario de la democracia directa.

Aunque más parco en palabras, también se refirió a las protestas en Francia Salvini, tradicionalmente muy crítico contra el presidente francés, Emmanuel Macron.

“Apoyo a los ciudadanos de bien que protestan contra un presidente que gobierna contra su pueblo, pero expreso una absoluta, firme y total condena a cada episodio de violencia, que no es útil para nadie”, se limitó a comentar Salvini.