Dacca, 6 jun (EFE).- La Policía de Bangladesh detuvo hoy en Dacca al líder activista Imran H. Sarker, cuando iba a participar en una manifestación contra lo que consideran “asesinatos extrajudiciales” de la operación antidroga del Gobierno, que ha dejado ya más de un centenar de fallecidos y más de 10.000 arrestos.

Sarker, portavoz y dirigente del movimiento secular Gonojagoron Moncho convocante de la protesta, fue detenido por miembros del Batallón de Acción Rápida (RAB, en sus siglas en inglés), un cuerpo de elite de la Policía, cuando se disponía a unirse a la manifestación, denunció el colectivo en un comunicado.

“Cuando el portavoz del Gonojagoron Moncho, Imran H. Sarker, llegó a Shahbag (barrio céntrico de Dacca) para asistir a la manifestación, la RAB se lo llevó a la fuerza” en un furgón, según la nota.

El movimiento, que afirmó que la protesta había sido comunicada a la Policía Metropolitana de Dacca y a la comisaría de la Policía local, condenó el “abuso” contra Sarker y pidió su puesta en libertad.

El portavoz del RAB, Mufti Mahmud Khan, confirmó a Efe el arresto del activista, aunque no precisó el motivo de la detención.

La operación antidroga comenzó el pasado 4 de mayo con la participación del Batallón de Acción Rápida, al que se unió más tarde la Policía, y ha dejado ya al menos 137 muertos y 10.000 arrestados, según la organización de derechos humanos Odhikar.

La ONG critica que muchos de los fallecidos fueron víctimas de asesinatos extrajudiciales.

La primera ministra de Bangladesh, Sheikh Hasina, consideró la semana pasada normal que se puedan producir “incidentes” en la campaña antidroga y aseguró que, “si alguna persona inocente se convierte en víctima, definitivamente” tomarán medidas al respecto.

La campaña antidroga ha sido calificada de ilegal por activistas de derechos humanos en Bangladesh, que han criticado también los paralelismos con la operación del presidente filipino, Rodrigo Duterte.