Riad, 10 dic (EFE).- El Movimiento Islámico de los Libres de Sham, uno de los grupos rebeldes más importantes de Siria, anunció hoy su retirada de la conferencia de Riad, donde las facciones políticas y armadas de la oposición siria se reunieron para unificar posturas de cara a unas eventuales negociaciones con el régimen.

“Nos encontramos en la obligación legal y nacional de retirarnos de la conferencia y rechazar sus resultados”, aseguró el grupo rebelde en un comunicado, en el que citó como principal motivo la inclusión de agrupaciones “pertenecientes al régimen”, en referencia a la oposición tolerada por Damasco.

A la reunión de Riad acudieron grupos de la oposición interna, como el Consejo de Coordinación Nacional (CCN), uno de los más destacados dentro de Siria.

Asimismo, los denominados Libres de Sham también criticaron en su nota que no se tuvieron en cuenta algunas peticiones presentadas por las facciones armadas y finalmente el acuerdo que está sobre la mesa “no garantiza la identidad musulmana” del pueblo sirio.

Al mismo tiempo, consideran que las facciones revolucionarias no estuvieron suficientemente representadas en la reunión, que dio comienzo ayer y que continúa hoy.

“Estábamos dispuestos a ser los primeros en aceptar cualquier iniciativa política para realizar los objetivos de la revolución y detener el sufrimiento del pueblo sirio”, aseguraron los Libres de Sham.

El grupo pidió ayer el fin de “la ocupación ruso-iraní y de las milicias sectarias que la apoyan”, “la caída del régimen de Bachar al Asad y su presentación ante la justicia”; además del “desmantelamiento de los órganos de seguridad” del Gobierno de Damasco.

La organización de ideología salafista suele operar sobre el terreno junto al Frente al Nusra, filial siria de Al Qaeda, que no ha sido invitada a la conferencia de Riad, aunque sí están presentes otras facciones insurgentes.