Kabul, 10 abr (EFE).- Al menos cuatro personas, entre ellas tres civiles, murieron y otras cuatro resultaron heridas hoy en un atentado suicida contra un convoy de la OTAN en la provincia de Nangarhar, en el este de Afganistán, informó a Efe una fuente oficial.

El ataque se produjo sobre las 10.00, hora local (05.30 GMT) cuando un talibán suicida embistió un vehículo policial cargado de explosivos contra un convoy de las tropas internacionales en la capital provincial, Jalalabad, dijo el portavoz de la Policía regional, Hazrat Husain Mashriqiwal.

La explosión, que tuvo lugar en las inmediaciones de la principal base aérea de la OTAN en el este del país, causó heridas a al menos cuatro personas, que fueron trasladadas al hospital provincial.

Los talibanes reclamaron la autoría del atentado y aseguraron que en él murieron «todos los ocupantes» de dos vehículos de las tropas internacionales, según manifestó en su cuenta de Twitter el portavoz del grupo insurgente, Zabihulá Muyahid.

La formación terrorista añadió que las fuerzas de seguridad afganas encargadas de vigilar el acceso a la base aérea también sufrieron bajas, si bien los recuentos que hacen los talibanes sobre bajas de sus acciones suelen ser exagerados y poco fiables.

Este es el segundo ataque sufrido esta semana por la OTAN en Nangarhar, donde uno de sus miembros de nacionalidad estadounidense murió junto a un soldado afgano en un ataque interno producido el miércoles tras una reunión en la que participó un alto cargo de Estados Unidos.

La OTAN puso punto final en 2014 a su misión de combate en Afganistán, la ISAF, que fue sustituida desde enero por la operación Apoyo Decidido, con alrededor de 4.000 soldados en tareas de asistencia y capacitación de los cuerpos de seguridad afganos.

Estados Unidos continúa su misión «antiterrorista» en el país islámico con 9.800 soldados, que mantendrá sobre el terreno hasta final de año, aunque Washington está revaluando los plazos para sacar a este contingente del país.