Castelldefels (Barcelona), 29 mar (EFE).- Ocho miembros de cuatro familias de víctimas de la catástrofe aérea del avión de Germanwings han partido esta mañana en vuelo regular hasta la zona del siniestro en los Alpes, según han indicado a Efe fuentes de Protección Civil.

Estas personas, que permanecían en el hotel Don Jaime de Castelldefels (Barcelona), donde siguen presentes efectivos de los Mossos d’Esquadra, la Cruz Roja y equipos de emergencias de la Generalitat, cuentan con el apoyo de psicólogos.

Por otra parte, según ha podido comprobar Efe, esta mañana todavía hay algunos familiares de víctimas en este establecimiento hotelero, aunque ni los responsables del hotel ni la Policía han querido precisar de cuántos se trata y han alegado que no están autorizados a decirlo.

El aparcamiento del hotel está reservado a familiares de las víctimas y equipos de asistencia, mientras que en la recepción hay varios miembros de la Cruz Roja, que gestionan los posibles desplazamientos a Marsella (Francia) de los familiares de las víctimas, mediante llamadas telefónicas.

Las policía ha prohibido a los periodistas instalarse en la recepción del hotel o en el aparcamiento situado enfrente de la entrada del establecimiento al alegar que se trata de un espacio reservado a los familiares de las víctimas.

Los familiares se mezclan inevitablemente con turistas, que disfrutan de las vacaciones de Semana Santa en un hotel situado en la parte alta de la ciudad de Castelldefels, en la costa catalana del Garraf, con unas espectaculares vistas al mar.