Seúl, 11 jun (EFE).- El banco central surcoreano anunció hoy una nueva bajada de los tipos de interés en un cuarto de punto hasta el mínimo histórico del 1,5 por ciento, en un momento marcado por el temor a una ralentización económica por culpa del brote de MERS o nuevo coronavirus en el país.

La decisión del Banco de Corea (BOK) supone el cuarto recorte de la tasa de referencia desde agosto de 2014 y una bajada acumulada de un punto porcentual en apenas un año.

Los analistas surcoreanos consideran la última rebaja de los tipos de interés como un intento de apuntalar la economía nacional y contrarrestar los efectos negativos que está generando el brote de nuevo coronavirus o Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (MERS).

Este brote, que suma nueve fallecidos y 122 contagiados, ha generado una fuerte alarma en Corea del Sur, donde mucha gente evita salir a la calle o acudir a lugares concurridos, mientras decenas de miles de personas de países vecinos como China, Taiwán o Japón han cancelado sus viajes a territorio surcoreano.

De este modo, se está comenzando a resentir el consumo, con caídas en las ventas de hasta un 25 por ciento en los grandes almacenes y un 7,2 por ciento en los supermercados en las dos primeras semanas de junio en comparación con las de mayo, según datos del Ministerio de Finanzas.

En cuanto al turismo, las cancelaciones masivas de visitantes extranjeros han ocasionado fuertes caídas en bolsa de las principales aerolíneas y agencias de viajes del país en las últimas semanas, que en última instancia están provocando un retroceso en el principal indicador bursátil de Seúl, el Kospi.

El Gobierno de Corea del Sur anunció en la víspera que destinará un fondo de 400.000 millones de wones (360 millones de dólares/ 319 millones de euros) a compensar los daños económicos del MERS y adelantó algunas medidas de contingencia que se aplicarán las próximas semanas, como reducciones de impuestos.