Londres, 22 abr (EFE).- El operador financiero británico Navinder Singh Sarao compareció hoy ante un tribunal de Londres al inicio de su juicio de extradición a EEUU, que le requiere por presunto fraude electrónico y manipulación de los mercados de materias primas.

Sarao, de 37 años y criado en el barrio de Hounslow, al oeste de la capital británica, rechazó con un «no» su entrega a ese país en la primera vista de su proceso de extradición en la Corte de Magistrados de Westminster.

El juez pospuso para más adelante la siguiente audiencia, sin precisar fecha.

El agente financiero ha sido detenido en el Reino Unido a petición de EEUU, que le acusa de participar en una manipulación de los mercados de futuros ocurrida el 6 de mayo de 2010, conocida como «flash crash», que generó una caída de 600 puntos en el Dow Jones de Industriales en sólo cinco minutos y pulverizó miles de millones de dólares.

Además, los reguladores estadounidenses le buscan en una demanda civil paralela por el sospechoso enriquecimiento de su empresa, Nav Sarao Futures, que ganó 40 millones de dólares en cinco años.

La causa penal contra Sarao se sigue en un tribunal de Illinois, donde tiene su sede la Bolsa Mercantil de Chicago, considerada como una de las mayores del mundo en opciones y contratos de futuro de instrumentos financieros y materias primas.

El arrestado se enfrenta a un cargo de fraude electrónico, diez de fraude en materias primas, otros diez en manipulación del mercado de materias primas y otro por la técnica de «spoofing», o emisión de intenciones de compraventa para cancelarlas antes de ejecutarlas, precisó ayer el Departamento de Justicia estadounidense.

De acuerdo con la acusación, Sarao operaba desde su casa en el Reino Unido a través de Nav Sarao Futures, con negociaciones que comenzaron en 2009 y llegaron hasta este mismo mes de abril.

Supuestamente, el sospechoso utilizó un programa informático para manipular índices de contratos de futuro en la Bolsa de Chicago ligados al indicador selectivo S&P 500, lo que le reportó importantes ganancias.