Bagdad, 7 jun (EFE).- Al menos cinco personas murieron hoy y otras diez resultaron heridas por la explosión de un coche bomba en la ciudad iraquí de Kerbala, sagrada para los chiíes, informó a Efe una fuente de seguridad.

El estallido se produjo, según la fuente, cerca de un complejo comercial en el barrio de Al Muadafín, en el centro de la urbe, lo que causó un incendio que destrozó el centro y daños materiales en los edificios cercanos.

Asimismo, aseguró que las fuerzas de seguridad asediaron el lugar de la explosión y trasladaron a los heridos a un hospital cercano para que fueran atendidos.

La fuente precisó que la cifra de muertos es aún provisional debido a que algunos de los heridos se encuentran en estado grave.

La ciudad de Kerbala, 110 kilómetros al sur de Bagdad y donde se encuentra la tumba de los nietos de Mahoma, Al Husein y Al Abás, se encuentra bajo grandes medidas de seguridad a causa de la llegada diaria de los peregrinos chiíes a esta ciudad santa.

Según la tradición chií, Husein y sus seguidores murieron cuando trataban de liberar a los pueblos de la región de la tiranía del segundo califa omeya, Yazid Ibn Muawiyah, que les venció con artimañas (forzándoles a pasar hambre y sed), con una fuerza muy superior de 30.000 hombres y mató a todo el grupo.

La batalla de Kerbala marcó el cisma entre las confesiones suní y chií, las dos principales del islam.