Moscú, 29 mar (EFE).- Los colegios electorales para los comicios presidenciales de Uzbekistán cerraron hoy tras una jornada que transcurrió con plena normalidad y masiva participación ciudadana, informó la Comisión Electoral Central (CEC) de esa antigua república soviética en Asia Central.

Los colegios cerraron a las 20.00 hora local (15.00 GMT) y tres horas antes el presidente de la CEC, Mirza-Ulugbek Abdusalómov, declaró que hasta entonces había acudido a la urnas el 85,2 por ciento de los electores, poco más de 17,7 millones ciudadanos.

La participación masiva en las elecciones es una tradición en Uzbekistán. En los anteriores comicios presidenciales, en 2007, fue del 90,6 por ciento, cinco puntos porcentuales menos a los del año 2000.

“Las elecciones se desarrollan de conformidad con los principios democráticos refrendados en la Constitución de Uzbekistán, la ley de elecciones presidenciales y otras actas legislativas”, subrayó Abdusalómov en declaraciones publicadas en la página web de la CEC.

Agregó que hasta el momento las autoridades electorales no han recibido denuncias de irregularidades en los comicios, que ya fueron declarados válidos por superar ampliamente el mínimo de participación que exige la ley.

Según la legislación uzbeka, para que las elecciones sean válidas la participación ciudadana debe ser de al menos el 33 por ciento.

En los comicios de hoy no se esperan sorpresas y se da por descontada la victoria del actual jefe del Estado, Islam Karímov, en el poder desde 1989, cuando Uzbekistán aún formaba parte de la Unión Soviética.

El líder del país centroasiático, de 77 años, busca renovar su mandato otros cinco años ante tres candidatos: Jatmayon Ketmónov, del Partido Popular Democrático; Akmal Saídov, del Partido Nacional Democrático, y Narimóm Umárov, del Partido Socialdemócrata.

La ley electoral uzbeka prohíbe los sondeos a pie de urna, y según la CEC los resultados preliminares de los comicios se conocerán el lunes.

Para que un candidato sea declarado ganador necesita mayoría absoluta, y de no ser así los dos más votados concurren a una segunda vuelta.