Pekín, 24 mar (EFE).- China registra 900.000 casos de tuberculosis al año y se mantiene entre los 30 países con mayor número de infectados del mundo, a pesar de que éstos descendieron desde 2011, según las autoridades sanitarias.

La Comisión Nacional de Salud y Planificación Familiar afirmó que a finales de 2016 la tuberculosis infectó a 65 de cada 100.000 personas, una cifra que los expertos consideran elevada a pesar de haber descendido en un 14 por ciento en los últimos seis años, informó hoy el diario China Daily.

«China intensificará la investigación para la prevención y el control de la tuberculosis», subrayó la comisión, y «centrará sus esfuerzos en el desarrollo de vacunas, medicamentos y nuevas terapias contra la enfermedad».

La regiones occidentales del país son las que registran mayor índice de afectados por tuberculosis, con Xinjiang (noroeste) a la cabeza, 184,5 infectados por cada 100.000 habitantes en 2015, seguida de Tíbet (suroeste) y de Guizhou (centro sur).

La primera dama china, Peng Liyuan, visitó este jueves una escuela de secundaria en la ciudad de Tianjin (noreste) como embajadora de buena voluntad de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para concienciar en la prevención de esta dolencia con motivo del Día de la Tuberculosis que se celebra este viernes 24 de marzo.

La OMS reveló que 10,4 millones de personas sufrieron de tuberculosis en 2016 y que un total de 1,8 millones murieron a causa de la enfermedad el año anterior, convirtiendo esta dolencia infecciosa en la más mortal del mundo.

La erradicación de la enfermedad para el año 2030 es uno de los objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas, una iniciativa que la OMS apoya bajo el paraguas de su Estrategia para el Fin de la Tuberculosis.