Berlín, 23 abr (EFE).- El ministro alemán de Cooperación, Gerhard Müller, exigió hoy una «nueva relación con África» para atajar el drama de la inmigración ilegal a través del Mediterráneo, que el pasado fin de semana se cobró la vida de al menos 700 personas.

En una entrevista en el canal de televisión alemán «n-tv» el titular de Cooperación aseguró, horas antes de que tenga lugar en Bruselas una cumbre de líderes europeos sobre este asunto, que la Unión Europea (UE) necesita «una estrategia» para el continente vecino, «incluso un comisario para África».

Müller esperó que el consejo europeo de esta tarde acuerde «medidas concretas» para que no vuelvan a repetirse tragedias como la del domingo frente a las costas de Libia, cuando una embarcación con centenares emigrantes se fue a pique.

El ministro criticó asimismo que la UE destine un partida mayor a armar a terceros países que a ayuda al desarrollo.

El Gobierno alemán considera que la lucha contra esta crisis humana pasa por reforzar los equipos de emergencia a la vez que se endurece la lucha contra los traficantes de personas, por ayudar a la estabilización de los países de origen de los emigrantes y repartir de «manera justa» a los refugiados entre Los 28.