Bruselas, 31 oct (EFE).- El ministro del Interior belga, el nacionalista flamenco Jan Jambon, ha retirado el carné de identidad y pasaporte durante 2016 a 15 jóvenes que pretendían viajar desde Bélgica a Siria, donde opera el grupo terrorista Estado Islámico (EI), informó hoy el diario “La Dernière Heure”.

Los individuos son pequeños delincuentes, extremistas, traficantes y consumidores de droga con edades comprendidas entre los 17 y 28 años que estaban preparados para partir “de forma inminente”, precisó el ministerio del Interior a la publicación francófona.

Los sujetos, cuyas identidades no han sido reveladas, residían en Borgerhout y Opoeteren (en la región de Flandes, al norte del país), en Schaerbeek, Laejken y Jette (en la región de Bruselas), así como en Verviers, Herstal, Glain, Jumet y Tamines (en Valonia, la región francófona meridional).

De acuerdo con el titular de Interior, las autoridades federales vigilan a otros 160 ciudadanos susceptibles de viajar hacia el territorio sirio controlado por el Estado Islámico (EI).

Desde el pasado 5 de enero, Jambon puede retirar los documentos de identidad a los ciudadanos belgas solo con el consentimiento del Órgano de Coordinación para el Análisis de la Amenaza (OCAM).

La retirada tiene una duración de tres meses y puede prolongarse tres más con el objetivo de que, en ese periodo, las autoridades vigilen a la persona radicalizada y logren que abandone el extremismo religioso.

Según especialistas consultados por “La Dernière Heure”, si el proceso no da resultado, el individuo puede ser encarcelado tras la intervención de los tribunales de justicia.

“Es una de las treinta medidas adoptadas por el Gobierno para luchar contra el terrorismo”, declaró al periódico el portavoz del ministro, Olivier Van Raemdonck.

Sin carné ni pasaporte, resulta muy complicado atravesar la frontera turca para entrar en Siria, recalcó el diario belga.