París, 15 ene (EFE).- El ministro francés de Exteriores, Jean-Marc Ayrault, inauguró hoy en París una conferencia ministerial para relanzar el proceso de paz de Oriente Medio con el objetivo, aseguró, de «crear las condiciones para el diálogo» entre palestinos e israelíes con vistas a la creación de dos Estados.

Ante los representantes de 70 países y organizaciones internacionales, entre ellos los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, el jefe de la diplomacia francesa alertó sobre la «urgencia» de la situación, constatada en el incremento de la tensión en la región.

Nuestro objetivo es permitir a todos aquellos que tienen buena voluntad «obrar en favor de la paz y el diálogo», afirmó Ayrault, quien destacó que «la solución de los dos Estados» está «muy amenazada actualmente».

Pero el ministro francés reiteró que esa es «la única salida posible» al conflicto, por lo que destacó la importancia de reafirmarla en un momento particular.

En efecto, la conferencia de París, en la que participa el secretario norteamericano de Estado, John Kerry, se produce a pocos días de la toma de posesión del nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que ha efectuado polémicas declaraciones sobre el conflicto en Oriente Medio.

En particular, Trump manifestó su intención de trasladar la Embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén, algo que los palestinos ya han dicho que sería una provocación.

Ayrault aseguró que la conferencia de París tratará también de «marcar la disposición colectiva para contribuir de forma concreta a volver a crear las condiciones de una negociación entre las partes», interrumpidas desde abril de 2014.

Los impulsores de la conferencia, considerada por Israel como una «impostura», han repetido que su objetivo no es obligar a las partes a aceptar acuerdo alguno, pero sí contribuir a que se retome el diálogo.

Finalmente, el ministro francés aseguró que la reunión de París debe servir para «trazar las pistas de acción» para «proseguir la movilización» en los próximos meses.