Buenos Aires, 20 nov (EFE).- La Cámara de Diputados de Argentina aprobó este miércoles y envió al Senado un proyecto para establecer una nueva ley de alquileres, en la última sesión del Congreso antes de la asunción de los nuevos legisladores y de Alberto Fernández como presidente del país el día 10 de diciembre.

En las elecciones del pasado 27 de octubre, además de elegir nuevo presidente también se renovó la mitad de la composición de la Cámara de Diputados y un tercio de la de Senadores.

Si bien en la primera el aún oficialista frente Cambiemos será el bloque con mayor representación, aunque sin mayoría absoluta, en el Senado todos los grupos peronistas unidos mantendrán la preponderancia.

La sesión de este miércoles, de carácter extraordinario, comenzó con la intervención de diputados de todos los bloques, que alabaron la labor de mediación y el trabajo del presidente saliente de la Cámara Baja, Emilio Monzó -el mismo partido del actual jefe de Estado, Mauricio Macri-, y la cámara en pleno se puso de pie para aplaudirle.

En medio del emotivo momento, Monzó rompió a llorar.

Con 191 votos a favor, 24 abstenciones y ningún voto negativo, la iniciativa, que busca ampliar de dos a tres años los contratos de alquiler y la actualización anual de los precios en base a un índice que se calculará en base al crecimiento de los salarios y la inflación, consiguió el visto bueno de la Cámara Baja.

Esta legislación, que obtuvo la media sanción y por lo tanto deberá ser refrendada por el Senado, incrementa la protección del inquilino, ya que se le protege de pagar gastos extraordinarios, que, a partir de ahora, recaerán en el propietario del inmueble, y se reduce la fianza o depósito entregado al casero a un mes de renta.

El diputado del aún frente gobernante Cambiemos, Daniel Lipovetzky, destacó que se lleva trabajando cuatro años en la ley y consideró que se estaba “saldando una deuda” con los 8 millones de argentinos que viven de alquiler y que están en una relación desigualdad con sus caseros.

Por su parte, el diputado del Frente de la Victoria, coalición liderada por la expresidenta y ahora vicepresidenta electa Cristina Fernández de Kirchner, Adrián Grana, destacó que la aprobación en Diputados de la ley supondrá un avance de la “justicia social”, aunque no sea “la ley ideal”.

También recibió la media sanción de los diputados con 180 votos a favor, uno en contra y 18 abstenciones la llamada Ley de Góndolas, que busca evitar situaciones monopolísticas y blindar la participación de las pymes en los supermercados.

El presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, reclamó durante la campaña electoral la aprobación de esta ley en el marco de la lucha contra el hambre.

El proyecto aprobado y consensuado por el oficialismo y la oposición, fija en el 30 % el máximo de espacio en las estanterías de los supermercados que pueden ocupar productos de un único proveedor, a la vez que fija un mínimo del 25 % para los productos de pymes y un 5 % adicional para productos generados por agricultura familiar, campesina o indígena.

El periodo de sesiones ordinarias del Congreso termina el 30 de noviembre y no comenzará de nuevo hasta el 1 de marzo, pero es de esperar que se convoquen sesiones extraordinarias a partir del 10 de diciembre, con la nueva composición de las Cámaras y la asunción del nuevo presidente de la República.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.