Dakar, 21 jul (EFE).- El juicio contra el exdictador chadiano Hissène Habré, acusado de crímenes contra la humanidad, ha sido aplazado hoy en Dakar hasta el próximo 7 de septiembre para que sus nuevos abogados tengan tiempo para preparar la defensa.

Así lo decidió el tribunal tras designar a tres letrados del turno de oficio debido a la incomparecencia de la defensa del exmandatario, que no reconoce la legitimidad de este proceso.

Los nuevos abogados de Habré solicitaron un plazo de 45 días para preparar el caso y, a pesar de las reticencias de la Fiscalía y de la oposición de las víctimas, el tribunal especial creado en Dakar acordó concedérselo porque así lo prevé la legislación senegalesa.

El representante legal de las víctimas advirtió de que retrasar el juicio favorece al acusado, quien «está haciendo todo lo posible por evitar su enfrentamiento» con los damnificados.

«El juicio no debe ser secuestrado por Habré», señaló el abogado de la acusación, William Bourbon.

Por su parte, el fiscal aseguró compartir la preocupación de las víctimas, aunque admitió que el tribunal tiene obligación de conceder la moratoria ente una petición de la defensa.

Los tres abogados del turno de oficio fueron designados por el tribunal después de que los letrados habituales del exdictador no comparecieran en la sala.

El exmandatario, que dirigió Chad con puño de hierro entre 1982 y 1990, está acusado de ordenar el asesinato de 40.000 personas y de dirigir un programa sistemático de torturas que afectó a otras 200.000.

Hissène Habré fue presidente de Chad entre 1982 y 1990, cuando fue derrocado por el actual presidente del país, Idriss Déby Itno.

Desde entonces, ha vivido exiliado en Senegal, donde fue puesto bajo arresto domiciliario en 2005 y encarcelado en 2013 por los crímenes cometidos durante su dictadura.