Beirut, 28 mar (EFE).- El Frente al Nusra, filial de Al Qaeda en Siria, y otras facciones insurgentes arrebataron hoy totalmente a las fuerzas del régimen el control de la ciudad de Idleb, en el norte de Siria, tras cuatro días de combates, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

De esta manera, Idleb se convierte en la segunda capital provincial que pasa completamente a manos de los opositores al régimen sirio, después de Al Raqa (noreste), que actualmente está en poder del grupo terrorista Estado Islámico (EI).