Atenas, 17 oct (EFE).- Al menos cuatro personas, tres niños y una mujer, han muerto y otro menor está desaparecido en el naufragio de un bote neumático en la zona marítima de la isla griega de Kalolimnos, en el mar Egeo.

La Guardia Costera, que ha identificado a uno de los ocupantes de la embarcación como el presunto traficante, continúa hoy las tareas de búsqueda del niño desaparecido.

El bote neumático, en el que viajaban 17 refugiados, fue a la deriva en la noche del viernes debido a las malas condiciones meteorológicas cerca de Kalolimnos, situada a poca distancia de la costa de Turquía.

En la operación participaron tres barcos y un helicóptero super puma con el que los guardacostas consiguieron sacar del mar a 11 personas, mientras otras 2 lograron llegar nadando hasta la orilla.

Los rescatados fueron trasladados a la cercana isla de Kálimnos, donde se les proporcionó asistencia básica, ya que Kalolimnos es un islote prácticamente deshabitado.

Las islas helenas del Egeo son las más afectadas por la llegada diaria de refugiados, por lo que en Lesbos se ha puesto ya en marcha el primer centro para la identificación de los llegados.

Hasta ahora los recintos de acogida de las islas solo sirven para un primer registro somero del migrante y refugiado, en base a los documentos que presentan o a la simple declaración sobre su país de origen, que les permite obtener un permiso de residencia provisional de seis meses.

Los denominados “puntos críticos” se instalarán próximamente también en Quíos, Samos, Kos y Leros.

En lo que va de año han llegado a Grecia 472.000 refugiados y migrantes, según informó este viernes el Organismo Internacional de Migración.