Lagos, 20 jul (EFE).- Al menos seis personas murieron hoy cuando un terrorista suicida se inmoló en un puesto de control policial en las afueras de Damaturu, la capital del estado de Yobe, en el noreste de Nigeria, informaron varios testigos a Efe.

“He contado cinco cadáveres en el puesto de control, más el cuerpo decapitado del atacante”, relató a Efe Umaru Malam, un testigo presencial.

El atacante detonó los explosivos que portaba en su cuerpo cuando el vehículo en el que viajaba fue detenido en un control de seguridad de la Policía.

Aunque el portavoz de la Policía de Yobe, Toyin Gbadegesin, confirmó el ataque, no precisó ningún número de víctimas, ni tampoco si hay agentes entre los fallecidos.

El pasado viernes otras nueve personas fallecieron en un doble atentado perpetrado en Damaturu cuando una multitud de personas se reunían para celebrar el fin del Ramadán.

Todas las sospechas sobre la autoría de los atentados apuntan a Boko Haram, que en las últimas semanas ha intensificado su campaña de ataques en el noreste del país.

Los yihadistas han respondido así al desafío lanzado por el nuevo presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, que fue investido en el cargo el pasado 29 de mayo y prometió acabar con los insurgentes.

En las últimas dos semanas, el grupo extremista ha asesinado a más de 500 personas en Nigeria, Chad, Camerún y Níger, en un intento por retomar la iniciativa en el conflicto armado que mantiene desde hace años contra el Estado nigeriano.

Desde febrero pasado, una fuerza multinacional combate a Boko Haram en el noreste de Nigeria y las zonas fronterizas con Chad, Camerún y Níger, una ofensiva que durante meses logró importantes avances contra el grupo islamista, pero que ahora parece estancada por la mayor movilidad de los milicianos.