El Cairo, 30 oct (EFE).- Al menos 40 cadáveres de yihadistas del grupo terrorista Estado Islámico (EI) muertos en la ofensiva a la ciudad iraquí de Mosul llegaron a la localidad de Al Raqa, feudo principal de los radicales en el noreste de Siria, informó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La ONG detalló que los cuerpos llegaron en las últimas horas a territorio sirio y que los fallecidos son de nacionalidad siria, y la mayoría de ellos menores de edad, a los que el EI denomina “cachorros del califato”.

Además, señaló que al menos 480 combatientes sirios murieron en los combates de Mosul desde el inicio de la campaña militar de las fuerzas iraquíes para expulsar al EI de la urbe el pasado 17 de octubre.

Entre los yihadistas fallecidos hay al menos 300 menores de edad, según el Observatorio, que dispone de una amplia red de activistas en Siria.

El pasado 25 de octubre, la ONG informó de la llegada a Al Raqa de un convoy de vehículos del EI, procedente de Mosul, con uno de sus dirigentes de primera fila.

La ONG aventuró que el cabecilla de los yihadistas podría ser Abu Bakr al Bagdadi, el máximo líder del grupo, o el “ministro de Guerra” de la organización.

Asimismo, reveló anteriormente que decenas de familias de militantes del EI y 45 “esclavas” de los radicales habían llegado a Al Raqa procedentes de Mosul.

La ciudad, que es la segunda de Irak y la principal plaza fuerte del EI en el país, se encuentra actualmente rodeada por tres frentes, mientras que un cuarto frente permaneció abierto hasta ayer, ofreciendo una vía de escape desde Mosul a Siria.