Saná, 13 jul (EFE).- Al menos 21 personas, entre ellas niños y mujeres, murieron esta madrugada y otras 45 resultaron heridas en ataques aéreos de la coalición árabe en un barrio residencial de la capital yemení, Saná, informaron a Efe fuentes de la Policía.

El bombardeo, que tuvo como blanco el área de Sauan, en el este de Saná, destruyó además nueve viviendas.

Un testigo dijo a Efe que vio a voluntarios del barrio rescatando los cadáveres de un hombre y una niña debajo de las ruinas de una casa.

Se trata de los bombardeos que han causado un mayor número de víctimas desde que entrara en vigor la tregua humanitaria auspiciada por la ONU, el pasado viernes a las 23.59 hora local (20.59 GMT).

La coalición árabe, liderada por Arabia Saudí, prosigue así sus ataques aéreos en el Yemen, en este tercer día de vigencia de la frágil tregua humanitaria anunciada por la ONU.

Ayer, los aviones de combate atacaron depósitos de armas de las fuerzas leales al expresidente yemení Ali Abdalá Saleh, aliado de los hutíes, en las montañas de Al Hefa, situadas al este de la capital yemení, Saná.

Estos ataques también tuvieron como blanco una posición de los rebeldes chiíes en los montes de Al Nahdein, frente al palacio presidencial de Saná, y un cuartel de las Fuerzas Especiales en el barrio de Al Suad, en el sur de la urbe.

Los bombardeos aéreos se extendieron a zonas de la provincia de Saada, al noroeste de Saná y principal bastión de los hutíes, así como a áreas de las provincias de Taiz (suroeste), Lahesh y el puerto de Adén (sur).

Aunque se comprometieron con la tregua auspiciada por la ONU tras intensas negociaciones, ambos bandos expresaron sus dudas sobre su cumplimiento y lanzaron advertencias a sus rivales.

Desde que empezaron los bombardeos de la coalición a finales de marzo, más de 3.000 personas han muerto en el conflicto del Yemen y un millón han tenido que abandonar sus hogares, según cifras de la ONU.