Beirut, 23 oct (EFE).- Al menos 18 personas, incluidos 7 civiles, murieron anoche por bombardeos de aviones, que se cree que eran rusos, en la ciudad de Al Raqa, principal bastión del grupo terrorista Estado Islámico (EI) en Siria, informó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Los fallecidos son 11 yihadistas y 7 civiles, entre los que hay dos menores de edad, indicó la ONG, que no descartó que el número de muertos aumente porque hay 30 heridos, algunos de gravedad.

La fuerza aérea de Rusia lanzó un total de trece bombardeos contra distintos barrios de la población, como el antiguo edificio de la Gobernación provincial, el Hospital Nacional o una escuela donde el EI tiene su «Oficina de Al Zakat» (limosna).

Por otro lado, al menos catorce civiles, entre ellos seis menores y cinco mujeres, perdieron la vida hoy por bombardeos de aviones de guerra, cuyo origen se desconoce, en la localidad de Telbise, en la provincia central de Homs.

Desde la pasada madrugada, esa área es escenario de fuertes combates entre las fuerzas gubernamentales y los rebeldes, destacó el Observatorio.

En las últimas semanas, tanto la aviación siria como la rusa han tenido como objetivo zonas del norte de Homs, entre ellas Telbise.

Rusia inició los bombardeos en el territorio sirio el pasado 30 de septiembre, en la que es su primera intervención militar directa en el conflicto en el país árabe desde su comienzo en 2011.