Kabul, 1 abr (EFE).- El Gobierno afgano comenzó hoy la primera fase de su campaña nacional de vacunación contra la polio en la que espera tratar a 9 millones de niños menores de 5 años en el país, uno de los dos únicos del mundo donde todavía persiste el virus.

«Hoy estamos lanzando la primera fase de la campaña nacional, que continuará durante los próximos cinco días», declaró el ministro de Salud Pública, Feruzuddin Feroz, en la ceremonia de inauguración.

Alrededor de 9 millones de niños serán vacunados en tres fases, excepto en las provincias centrales de Daikundi, Bamyan y Ghor, donde la campaña ha sido pospuesta hasta que mejoren las condiciones climáticas, dijo el ministro.

El Gobierno espera atender a 700.000 niños de los 900.000 que quedaron privados de la vacuna el año pasado, principalmente en el sur del país, debido a la inseguridad y a la oposición de los talibanes al programa.

Sin embargo, este año los insurgentes han accedido a tratar a los niños en mezquitas y no casa por casa.

«Es un progreso significativo en la campaña contra la poliomielitis», dijo el ministro, que agradeció a los talibanes por su «apoyo».

«Tenemos la esperanza de llegar a estos 200.000 niños restantes», agregó.

Pero aunque los talibanes han dado su visto bueno al plan de vacunación, unos 60.000 niños no podrán ser vacunados en las provincias orientales de Kunar y Nangarhar debido a la oposición de la organización terrorista Estado Islámico, que cuenta con grupos activos en esas zonas.

«Esto no es un esfuerzo político, es una campaña para todos los niños del país, incluso para los hijos de los insurgentes; hasta que no cubramos a todos los niños menores de cinco años en esta campaña de casa por casa, no seremos capaces de cumplir con esta lucha global», dijo Feroz.

El representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para Afganistán, Richard Peeper Korn, llamó a tener presentes «los avances en la erradicación de la poliomielitis en Afganistán», que han permitido llevar a cero los casos de polio en gran parte del país excepto en «las regiones del sur y el este», dijo.

Pese a los grandes esfuerzos, «seguimos enfrentando retos, debemos ser muy claros, el año pasado tuvimos 21 casos, todos en el sur y el este del país», dijo.

«Este año tenemos tres nuevos casos de polio, todos en el sur», agregó.

De acuerdo al representante de la OMS, Afganistán y Pakistán son los únicos dos países en el mundo que aún tienen casos de poliomielitis, por lo que tanto la organización internacional como el Gobierno afgano están comprometidos con la erradicación total.