Jerusalén, 27 nov (EFE).- Un palestino murió por disparos israelíes después de que atropellase intencionadamente a dos soldados en Cisjordania, informaron fuentes policiales.

“Se disparó al terrorista palestino y murió en el lugar del ataque con vehículo. Dos hombres fueron heridos, están recibiendo tratamiento médico en el lugar”, señaló en un comunicado el portavoz policial Micky Rosenfeld.

El incidente se produjo sobre las 08.00 de la mañana hora local (06.00 GMT) en la localidad de Kfar Adumin, en el este de Jerusalén, cuando un palestino empotró su coche contra una parada de autobús, en la que estaban los dos soldados, que sufrieron heridas moderadas, informó el servicio de emergencias Estrella Roja de David.

El atacante había alquilado el coche el día anterior en Ramala y murió por disparos de un civil, informó el digital Ynet.

Según la Policía, el autor del ataque es hermano de otro palestino que cometió otra agresión contra israelíes esta misma semana.

Ayer se registró un ataque palestino en el cruce de Tapuaj, en el norte de Cisjordania, en el que el atacante murió por disparos de las fuerzas de seguridad israelíes tras haber tratado de apuñalar a agentes de la Guardia de Fronteras, según la versión policial.

Samer Seresi, de 51 años y que viajaba en un taxi, hizo detenerse el vehículo cerca de la posición de guardas fronterizos, salió de él y corrió con un cuchillo hacia los agentes, que le dispararon y mataron, según describió la portavoz policial Luba Samri.

Tras estos incidentes se elevan a 103 los palestinos muertos (más de la mitad de ellos atacantes o supuestos atacantes y el resto en enfrentamientos con fuerzas de seguridad israelíes) en la ola de violencia que se inició el pasado 1 de octubre.

En los ataques han muerto 19 israelíes y dos personas de otras nacionalidades.