Mosul (Irak), 2 abr (EFE).- El número de soldados kurdos muertos ayer en el distrito de Majmur, en la provincia septentrional iraquí de Nínive, subió hoy a ocho, víctimas de unos ataques suicidas cuya autoría asumió el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Uno de los comandantes de las fuerzas kurdas o “peshmergas” en el frente de Majmur, Rashad Kalali, precisó a Efe que los ataques fueron perpetrados por cinco suicidas que utilizaron coches bomba.

Además, añadió que el número de heridos también aumentó hoy a dieciséis.

Por su parte, el EI asumió hoy la autoría de los atentados en un comunicado difundido en foros yihadistas.

“Cinco mártires de la Wilaya Mosul (rama del EI en la capital de Nínive) llevaron a cabo operaciones de martirio contra las fuerzas apóstatas de los ‘peshmergas'”, explicó la nota.

Ayer, Kalali indicó que uno de los coches bomba explotó frente a una unidad de los “peshmergas” en la zona de Al Qarash, en el este de Majmur.

El segundo suicida se lanzó, también con un vehículo cargado con explosivos, contra un destacamento de soldados kurdos cerca de la aldea de Tel Osud, en Majmur.

Los “peshmergas” luchan contra el EI en diversas áreas de Nínive, especialmente en los distritos de Majmur y Al Qayara, en el sur de Mosul, capital de Nínive.

Además, sirven de apoyo al Ejército iraquí y la milicia Multitud de los Clanes en la campaña “Al Fath” para librar la región del control del EI.

El pasado día 24, el Ejército iraquí comenzó su ofensiva para liberar Nínive con el objetivo final de expulsar a los yihadistas de Mosul, que se ha convertido en el feudo del EI en Irak.

El EI conquistó Mosul en junio de 2014, cuando proclamó además un califato en las zonas bajo su control del norte y centro de Irak y Siria.