El Cairo.- El Gobierno egipcio ha anunciado que 74 personas han muerto, entre ellas un policía, y otras 188 han resultado heridas en los disturbios tras un partido de fútbol de la liga egipcia en el estadio de Port Said (noreste de Egipto).

En un comunicado, el Ministerio del Interior explicó que hasta el momento 47 personas han sido detenidas por los enfrentamientos entre los hinchas del equipo local, Al Masry, y los del Al Ahly.

Al Atnye explicó que la mayoría de fallecidos perdieron la vida por fracturas en el rostro y por hemorragias internas, y también hubo un gran número de ingresados por caídas desde los graderíos del estadio, donde se enfrentaban el Al Ahli, de El Cairo, y el equipo local, Al Masri.

Se trata de una de las peores tragedias por violencia en el deporte egipcio.