Mosul (Irak), 15 jun (EFE).- Al menos seis soldados iraquíes murieron y cuatro resultaron heridos en un ataque suicida del grupo terrorista Estado Islámico (EI) al sur de la ciudad de Mosul, mientras que un comandante falleció al ser alcanzado por el disparo de un carro de combate, informó hoy un portavoz militar.

El portavoz de la Comandancia General para la Liberación de Nínive, el coronel Feras Sabri, explicó a Efe que el suicida empotró el coche bomba que conducía contra una concentración del Ejército iraquí en la aldea de Al Salehia, dependiente del municipio de Al Qayara.

También al sur de Mosul, el comandante de una brigada dependiente de la XV División del Ejército iraquí, el coronel Badr al Lahibi, perdió la vida por un cohete disparado por error desde un tanque contra una posición castrense.

Esa división está bajo el mando de la Comandancia de Operaciones para la Liberación de Nínive, con base en Majmur, que lucha para arrebatar al EI el control de la provincia, incluida su capital Mosul.

Ayer, las fuerzas del Ejército iraquí, apoyadas por aviones de la coalición internacional, liberaron las poblaciones de Farach y Jarba Shaman, en el este de Al Qayara, unos 50 kilómetros al sur de Mosul, y mataron al menos a 33 miembros del EI.

Además impusieron un cerco a la población de Al Hach Ali, que liberaron en parte y que es la más grande de la región de Al Qayara, segundo bastión del EI en Nínive, después de su feudo de Mosul.

El grupo terrorista tomó el control de Mosul y amplias zonas de la provincia de Nínive en junio de 2014, y poco después proclamó un califato en partes de Irak y de la vecina Siria.