Beirut, 9 dic (EFE).- Al menos 43 personas, entre ellas veinte menores, murieron hoy por bombardeos y la caída de cohetes cerca de Damasco y en las provincias de Alepo e Idleb, en el norte de Siria, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La mayoría de los fallecidos perdieron la vida en la región de Guta Oriental, principal bastión opositor de las afueras de la capital siria, donde al menos veintiocho personas perecieron por bombardeos de aviones de guerra en las poblaciones de Al Abada, Nashabiya y Hamuriya.

Según la ONG, el ataque en Al Abada fue perpetrado supuestamente por la aviación rusa, mientras que el resto se desconoce.

Por otro lado, al menos nueve personas murieron en otro bombardeo que también se cree que fue llevado a cabo por la fuerza aérea rusa contra la aldea de Marand, en la periferia de la ciudad de Yisr al Shogur, en Idleb.

Mientras, en Alepo, al menos seis personas fallecieron y varias resultaron heridas por el impacto de varios cohetes disparados por facciones armadas contra distintas áreas bajo control gubernamental, como el barrio de Al Jalediya, la calle Al Nil y el área de Al Mukambo, dijo el Observatorio.

La agencia de noticias oficial siria, Sana, confirmó el disparo de los proyectiles y rebajó número de fallecidos a cuatro.

La agencia agregó que hubo también veintiún heridos en ese ataque, que calificó de «terrorista».

Siria es desde hace más de cuatro años escenario de un conflicto que se ha cobrado las vidas de más de 250.000 personas, según el recuento del Observatorio .

Desde septiembre, Rusia, aliada del Gobierno de Damasco, desarrolla una campaña de bombardeos en el territorio sirio, en su primera intervención militar directa en la contienda desde marzo de 2011.