Panamá, 9 may (EFE).- El Grupo Unidos por el Canal (GUPC), principal contratista de la ampliación del Canal de Panamá, está realizando simulaciones virtuales y capacitaciones para preparar a 20 operadores que estarán al mando de las nuevas esclusas durante su inauguración, el próximo 26 de junio, informó hoy la compañía.

Los operadores de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) están aprendiendo a usar el programa de computación que permitirá el control de los elevadores acuáticos, un software que costó unos 30 millones de dólares.

Los trabajadores se preparan para controlar el tercer carril de la ampliación en Cocolí, en el lado Pacífico, y el de Agua Clara, en el Atlántico, en el Centro de Simulación de Esclusas, operado por GUPC.

El gerente encargado del sistema electromecánico de la empresa contratista, Sergi Ametller, dijo a periodistas durante una visita al Centro de Simulación, en el sector de Cocolí, que las salas reproducen todas las operaciones que se van a dar en el canal ampliado.

«El consorcio cuenta con dos salas virtuales para realizar maniobras, cada una con diferentes propósitos», explicó.

El software que manejan permite simular un tránsito real. En uno de los cuartos de mando se encuentran operadores de GUPC recreando escenarios virtuales y en otra sala se capacitan alrededor de 20 operadores del canal para que se familiaricen con el software.

«El simulador asemeja lo que va a ocurrir en una situación normal», relató Gabriel Acosta, un operador de las esclusas centenarias del canal.

El responsable de la sección electromecánica en la ampliación indicó que a finales mayo terminarán estas capacitaciones.

Detalló que el programa informático que reproduce la obra fue realizado por GUPC en colaboración con el especialista de automatización de sistemas Selex ES (filial de Finmeccanica) y el diseñador de la esclusa, Consultores Internacionales (CICP).

Aseguró que el software podrá prever posibles fallas y errores humanos durante las maniobras del canal ampliado.

Ametller recalcó que GUPC empezó a trabajar en el sistema de control en 2012, que las pruebas oficiales por GUPC comenzaron en septiembre de 2014 y la de los operadores del canal en febrero pasado.

El gerente explicó que ya hay ubicadas dos salas de control en el la parte baja de la torre de control de Cocolí y que durante la semana se instalará una en la sección alta de la estructura, donde los operadores verán el tránsito por el nuevo canal ampliado.

El encargado también comentó que GUPC y la ACP realizan reuniones para coordinar la operación del canal el primer día de tránsito, a fin de brindar el apoyo necesario.

Los trabajadores que participan del entrenamiento fueron escogidos por un concurso de la ACP.

La ampliación del Canal de Panamá, por donde ahora pasa cerca del 6 % del comercio mundial, tiene un coste inicial de 5.250 millones de dólares y registra un avance del 97 %, de acuerdo con la información oficial.

El GUPC está integrado por la constructora española Sacyr, la italiana Salini Impregilo, la belga Jan de Nul y la panameña Constructora Urbana S.A.(CUSA).