Santo Domingo, 22 feb (EFE).- La República Dominicana trabaja en la elaboración de un protocolo sobre producción y uso de combustibles alternativos en el sector de aviación del país, según informó hoy el Instituto Dominicano de Aviación Civil (IDAC), una de las entidades que promueve esta iniciativa

El director general del IDAC, Alejandro Herrera, calificó de revolucionaria esta posibilidad y consideró que la aplicación de esa iniciativa devendrá en una verdadera revolución en el sector y un gran correctivo a las agresiones del medio ambiente.

Así lo expuso durante un encuentro con el director ejecutivo del Consejo Nacional del Azúcar (CEA), Pedro César Mota Pacheco y directivos de Aeropuertos Dominicanos Siglo XXI (Aerodom), a quienes presentaron las iniciativas impulsadas para fomentar la producción y uso de combustibles alternativos en la aviación.

Durante la reunión se explicaron los pasos que el IDAC ha dado, aunando esfuerzos con otras entidades del Estado, bajo el marco de la Declaración de Punta Cana, firmada por representantes de diversas instituciones durante la V Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), celebrada en enero de 2017.

Asimismo, atiende a la importancia de los asuntos relacionados con el medioambiente y el cambio climático, alentados por las iniciativas globales para el desarrollo del uso de combustibles sustentables para la aviación civil como una estrategia para el transporte aéreo.

Herrera destacó “el enorme potencial” que representa “la posible utilización de facilidades industriales azucareras” para avanzar en la reducción de emisiones de CO2 “mediante la utilización de biocombustibles que permitan un crecimiento del sector aeronáutico sin impactar al medioambiente”.

El estudio de viabilidad preliminar sobre la producción y uso de combustibles alternativos para aviación en el país deja claro que la materia prima recomendable la República Dominicana es la caña de azúcar, una de las cinco rutas certificadas por la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).

El documento fue presentado por técnicos medioambientales del IDAC, y del Proyecto de Asistencia Conjunto de la OACI y de la Unión Europea (UE) sobre creación de capacidad para la mitigación de CO2 resultante de la aviación.

Herrera indicó que en su objetivo de implementar una hoja de ruta que permita la producción de combustibles alternativos en suelo dominicano, “contamos con el respaldo de del Ministerio de Medio Ambiente, el Consejo Nacional de Cambio Climático y Mecanismo de Desarrollo Limpio, el Departamento Aeroportuario, la Junta de Aviación Civil y el Consejo Nacional de Energía”.

De su lado, el director del CEA, Pedro César Mota Pacheco, saludó la iniciativa dejando abierta la posibilidad del uso de plantaciones e instalaciones de ese complejo estatal para promover la producción de combustibles derivados de la caña de azúcar para el transporte aéreo.