Santo Domingo, 22 jul (EFE).- El Gobierno dominicano anunció hoy una veda por tres meses para la siembra de varios cultivos que pueden albergar la plaga de la mosca blanca, un insecto que absorbe las sustancias alimenticias del follaje, reduce el crecimiento de las plantas y provoca que los frutos se tornen amarillentos.

La veda afecta los cultivos de berenjenas, melón, pepino, sandía, molondrón, ajíes de todo tipo, auyama, algodón, tabaco, habichuelas, tomate, y otros que sean comprobados como hospederos de mosca blanca, también conocida como virosis, procedente de Asia y África.

El ministro de Agricultura, Ángel Estévez, quien destacó los avances obtenido en el país en el control de la mosca blanca, exhortó a los productores y agroindustriales a cumplir “totalmente” con las disposiciones contenidas en la resolución 31-14, que oficializa el inicio del periodo de veda.

El funcionario aseguró que todos los recursos y la logística necesaria para aplicar esta medida están garantizados por la institución, por lo que auguró el éxito de esa disposición.

A la vez, señaló que el protocolo tecnológico que implementa el Gobierno contra la mosca blanca ha sido muy favorable para la protección fitosanitaria de los citados rubros agrícolas, con lo que se cumplen las exigencias de los mercados.

En sus disposiciones, la resolución indica que la siembra de algunos cultivos no tradicionales, hospederos de la mosca blanca, virosis y otros problemas fitosanitarios, son una amenaza para otros cultivos que sustentan la economía de la región, cuando se siembran dentro del periodo de veda establecido.